Mi blog

El que tiene un porqué encuentra el cómo.

lunes, 26 de mayo de 2014

TÚ ME ACOSTUMBRASTE. Silvia Grijalba

Queridas treintañeras, si el cinismo arraigado por múltiples destrozos coronarios, aún no han conseguido que perdáis la esperanza en la aparición del hombre de vuestra vida, éste es vuestro libro. ¿Será un error seguir soñando con cuentos de princesas? ¿Qué es lo que tienen, que aunque sustituyamos el castillo y el corcel blanco por el Skype y una fiesta glamurosa en Marbella, sigue saltándonos el resorte romántico e idealizado que nos atrapa como cuando éramos niñas? Hay que decir que con unos cuantos años más y decepciones contabilizadas, no nos resistimos a pensar que el príncipe azul está al caer (a poder ser que traiga coche en vez de corcel).
Marta es una chica actual, periodista, atractiva, independiente y enamorada. Su mundo se hace trizas cuando su marido la abandona sin demasiadas explicaciones y su mundo laboral empieza a hacer aguas. Conoce a Alberto, un seductor empedernido de esos que obnubilan con una luz que nunca es del todo clara. Marta se deja llevar por un mundo de viajes, fiestas, personas interesantes y empieza a sentir que no lleva las riendas de su vida. Tras un periplo de lugares como Londres, Estambul y Marbella, comenzará a destaparse de apariencias y superficialidades que no la dejaban ahondar en sus propia identidad.
Tú me acostumbraste es una novela de tú a tú. Con un lenguaje actual y sencillo, que llega al lector como si de la conversación con una amiga se tratase. Es fácil de leer y entrar en la historia. Nos atrapa con sus momentos y decisiones tan comunes que podría estar pasándonos a cualquiera en ese mismo instante (no me importaría que me invitasen a vivir en Londres un mes). Al margen de este hecho improbable, las decisiones vitales, los sentimientos y las relaciones humanas no dejan de ser reales, es por ello que inmediatamente sentimos una empatía contagiosa con la protagonista y su vida. Silvia Grijalba nos trae una novela deliciosa, llena de humor e ironía que rompe con el dramatismo de una nueva vida inesperada. Tú me acostumbraste nos transporta al cuento soñado (con algunos escollos típicos del siglo XXI) y nos devuelve la sonrisa, pensando que el amor está al alcance de todos.

 http://2.bp.blogspot.com/-dBVixo3sksQ/UzqNXstgz1I/AAAAAAAAUdI/EPYh37mqSxE/s1600/unademagiaporfavor-libro-novela-abril-2014-espasa-tu-me-acostumbraste-silvia-grijalba-portada.jpg

viernes, 23 de mayo de 2014

LAS TRES BODAS DE MANOLITA. Almudena Grandes


Cuando un/a autor/a escribe de forma reiterada sobre un tema, época o modelos de historias, podemos sentir que ya lo hemos leído antes. Una especie de Déjà vu literario donde una misma pluma puede caer con facilidad en que el lector no descubra nada nuevo en una nueva novela. Almudena Grandes nunca me defrauda. Le doy vueltas a cómo es posible que cada historia que la autora nos muestra en Episodios de una Guerra Interminable, sea completamente distinta aún teniendo el mismo trasfondo humano e histórico. A pesar de ello, las historias de Inés, Nino y Manolita tienen tanto en común como distintas son las emociones que en mí han despertado.
Las tres bodas de Manolita narra la vida de una chica de dieciocho años a la que la destructiva posguerra, obliga a luchar por sobrevivir física y emocionalmente durante el resto de su vida. Su padre y madrastra en la cárcel, su hermano mayor escondido en un tablao flamenco y ella protegiendo a sus cuatro hermanos pequeños. Un sinsentido de existencia que tomará forma con la aparición de unas multicopistas de propaganda clandestina que nadie sabe hacer funcionar. Éstas serán el detonante de sentimientos nuevos y salvadores para nuestra protagonista, la señorita “Conmigo no contéis”, que descubrirá el amor tras la valla de una cárcel.
Las tres bodas de Manolita es tan excepcional que no basta con introduciros en ella hablando sólo de la historia de Manuela Perales García. Es una novela coral, con tantos personajes y todos tan importantes que es difícil saber quién es el protagonista del relato. Quizás sería más acertado resumir la novela como la historia de mujeres heroicas y tan anónimas, como todas aquellas a las que les tocó en suerte vivir esta época convulsa y destructiva en una represión inagotable. Almudena Grandes nos presenta, describe y nos hace partícipes de cada uno de los personajes. De sus sentimientos, inquietudes y percepciones de una vida común a todos, pero tan distinta como sus propios destinos. Su narrativa impecable y casi ilustrativa de un época oscura de personas valientes, hace que las lágrimas siempre estén al límite de la contención o el abandono sin control. A pesar de ello, Las tres bodas de Manolita es una historia feliz. Donde los buenos sentimientos, la solidaridad y las personas que aman sin contemplaciones están por encima de todo lo triste e injusto de su historia. Me quedo especialmente con Eladia, personaje intenso, puro y con una capacidad para sentir que ojalá todos experimentáramos alguna vez. Sentir, nada más humano y peligroso.
Con esta tercera entrega, Almudena Grandes me vuelve a dejar sin aliento y sin lágrimas, pero siempre, al cerrar la última página, con ese regusto de felicidad por haber conocido personajes increíbles que demuestran, a pesar de todo, que merece la pena vivir.

 00106520004547    2  600x600